La soledad a veces da miedo. De pronto sin embargo, frente a la página en blanco,  se hace amiga, con su lado oscuro y su lado iluminado.

               Y TE PREGUNTA: 

                  ¿QUIÉN SOS?