bajar al agua

Semilla : germen de vida, aliento donde la Pacha Mama mora dormida.


Células germinales, despertadas por el agua. Lanzan sus rayos para bucear en las profundidades del suelo el alimento.


El momento en que la semilla activa su despertar es eléctrico. Energía acumulada que se proyecta hacia los puentes de agua.


Gases que fecundan.


Moléculas captadas también por la ciencia humana.


El científico loco que pesca el gen - ese destino ancestral de la planta, y le persuade con nanotécnicas de no bucear en el fondo de la tierra. Ausencia de sed.


¿no es un poco nuestra identidad performateada? Esta identidad tras un objeto.


Quién programa lo que nos construye y predestina.


Estrategias bélicas, del mercado, alianzas diversas...


Un brote.


Nuestra semilla encontró el agua o su gen de auto-riego y desde la raiz sube el líquido esencial que la empuja a crecer. El brote rompe el cascote barroso y asoma tembloroso y decidido.


La luz solar es una gran recompensa al trabajo de nuestra semilla.


Luz. Cámara. Foto.


Síntesis de la Luz.


¿Qué pide?


Visibilidad: información que circula y nutre.


Cada organismo va a crecer con la información que la semilla aportó. La semilla no está más en la planta madura, se ha transformado en memoria, en las raíces y en los intercambios innumerables que produce en el mundo subterráneo.


Quizás la Gran Cámara se nos aparece como un Sol. Creado por el ser humano pero luminoso en sí.


Un potente activador acumula y distribuye flujos informativos. Condiciones de producir identidades imaginarias, apenas mutantes.

 Nuestros dioses artificiales ¿reconocen los silencios sagrados de un puente de agua?

Puente de Hidrógeno.

La Gran Visión apoya su estructura en los mitos en los que fuimos creyendo. 

Crecimos en la descarga eléctrica de la televisión en nuestros hogares, para nuestros hijos, las ondas wifi.

Elegiremos un gen mutante que nos libre de la sed, ¿ o habrá que bajar a los principios terrestres ?...